Saltar al contenido

Camino al sueño de mi vida- Familia Torres

Hace siete años aproximadamente que participan en un proceso comunitario que les ha brindado la posibilidad de tener capacitaciones, conocer experiencias, aprender y escuchar a otras personas que como ellos se preocupan por mejorar su calidad de vida.

La llegada de un biodigestor a su comunidad se dio gracias a la curiosidad que muchos tenían, ya que en una actividad del grupo de comunidades SETTA les contaron de esta forma de aprovechar los residuos de la huerta y la materia fecal de los marranos para generar gas, eliminar los olores, cuidar el planeta y no talar para obtener leña.

Cuando tuvieron la oportunidad, hace 5 años, de tener los materiales y las personas dispuestas a enseñarles y a trabajar, se construyó el primer biodigestor en la casa de una vecina, esa primera experiencia trajo la curiosidad de algunas personas que, aunque no pertenecían a su grupo, les interesaba conocer de esa forma de generar gas.

La segunda experiencia fue hace tres años, en casa de un integrante del grupo, esta vez más personas de la vereda y de la región, preguntaban y querían ir a conocer el proceso, muchas personas querían construir sus propios biodigestores en sus fincas.

Hace dos años comenzaron el proceso con el biodigestor en su finca, en esta ocasión la construcción fue mucho más emocionante, pues al proceso se integraron algunas personas de la vereda que no pertenecen al grupo, pero que quieren aprender de energía más limpia y con autonomía. También participaron algunos niñ@s y el grupo de jóvenes de comunidades SETTA, ellos ven con mucha felicidad, que son los niñ@s quienes se interesan y se cuestionan por aprender y enseñar.

Características técnicas de la propuesta

En la construcción de este biodigestor se utilizaron diferentes materiales que se encontraban dentro de la finca y otros que fueron traídos desde Medellín. 

Los materiales utilizados fueron; plásticos, tubería de PVC, caneca, mangueras, reguladores, llaves y otros materiales de construcción. 

En el momento el biodigestor ‘Camino al sueño de mi vida’, es alimentado por la materia fecal de 16 cerdos, 4 marranas en estado lactante o gestante y 12 cerdos entre mes y medio y 20 días de nacidos. 

El gas generado es suficiente para uso en la cocina de la familia y un poco más, por lo que se planea en el corto plazo, aprovechar el gas sobrante, llevándolo a la secadora de café y en el futuro poder llevarlo a otros hogares.

Procesos productivos, comunitarios, ambientales, o actividades económicas que fueron impactadas de forma positiva con la implementación de la experiencia comunitaria de TEJ

Actualmente el biodigestor beneficia a una familia generando todo el gas suficiente para el uso en la cocina, proyectan poder ampliar la capacidad de generación a fin de que les permita tener un emprendimiento que genere recursos.

Personas beneficiarias de la experiencia

1 familia compuesta por 1 mujer, 1 hombre y un niño (entre 0 a 12 años)

  1. El primer logro del biodigestor ‘Camino al sueño de mi vida’ tiene que ver con el mejoramiento de la calidad de vida de las personas de la familia. El biodigestor genera la cantidad suficiente de gas para alimentar la cocina, lo que ha disminuido los gastos en la compra de pipetas de gas, mejorando las condiciones económicas de la familia.
  2. El segundo logro se refiere al mejoramiento de las condiciones de los recursos naturales en la región, ya que al tener gas se minimizan las necesidades del uso de la leña para cocinar, evitando la tala de árboles.
  3. Otro logro identificado, está relacionado con el uso de productos en los procesos agrícolas de la finca, pues el abono que genera el biodigestor les permite reemplazar los abonos que tradicionalmente utilizan las personas de la zona. Ahora tienen abonos más saludables sin invertir dinero en comprarlos.
  4. Por último, ven como un logro de su biodigestor poder vincular y empoderar a las mujeres y los niños de la zona en el proceso, ya que siempre las mujeres creían que no podían hacer las cosas, sin darnos cuenta de nuestra propia fuerza, esto ha llevado a que varias mujeres de la zona se interesen en conocer diferentes alternativas para generar y ser dueñas de la energía de su hogar.
  1. Altos costos de los materiales de construcción y del transporte de los mismos. 
  2. La construcción tuvo retrasos ya que no se pudo iniciar el día planeado.
  3. Se rompió un lado del biodigestor y tuvieron que hacerlo de nuevo, así mismo se cayó el hueco para el abono.
  4. Tras superar los primeros aprendizajes con la construcción, comenzaron la compra de los cerdos y tuvieron algunos inconvenientes debido a la falta de información, ya que no sabían mucho sobre cuántos cerdos y cómo debían comprarlos, algunos se les enfermaron y tuvieron que invertir mucho en medicinas para ellos. Las personas les decían cosas muy diferentes acerca de la cría de los cerdos, por ello han tenido que experimentar bastante para poder aprender y tener la cantidad suficiente de material para poder generar el gas.
  5. Otro inconveniente estuvo relacionado con la instalación del fogón de gas, ya que este nunca funcionó. Esto lo resolvieron adaptando una estufa que no estaba siendo utilizada y tras hacerle algunas modificaciones, la pudieron poner a funcionar.
  6. Ahora, la generación de gas es suficiente y sobra, identifican que requieren una alternativa para poder almacenar o trasladar ese gas. Por ejemplo, en la época de secado del café, este gas sobrante lo podrían utilizar en la secadora de gas o podrían utilizarlo en otras partes de la finca o compartirlo a otras familias.
  7. Al generar mayor cantidad de gas, también generan mayor cantidad de abono y la caneca que se utiliza para la recolección se ha quedado pequeña, por lo que es necesario ampliar la capacidad de recolección y la distribución del abono por la finca. Por ejemplo, ven como un inconveniente el hecho que no tienen mangueras que lleven el abono directamente hasta los cultivos.

Participación de mujeres en la experiencia comunitaria TEJ

Las mujeres en esta experiencia y en casi todos los procesos comunitarios dentro de la vereda han liderado, esto lo evidencian no solo en los procesos comunitarios de la región, sino al interior del grupo donde la mayoría son mujeres.

Algunas madres cabeza de familia, otras madres solteras, han participado en la planeación, construcción y ejecución para poner en marcha esta experiencia. Tener en la finca este biodigestor, le sirve de ejemplo y de enseñanza a otras personas que también quieren hacer uno en su hogar.

Esta experiencia les ha mostrado que las mujeres están muy interesadas en aprender, mejorar sus cultivos, hacer proyectos productivos, tener herramientas que les permitan mejorar su calidad de vida y la de sus familias y comunidad. Han aprendido a ser más independientes y a llevar a sus hijos por el camino de la autonomía y el amor por el medioambiente y los animales.

En esta experiencia, las mujeres que participaron pudieron admirarse a sí mismas y las capacidades que tienen y en las que algunas veces no creen.