Saltar al contenido

Calor hogareño – familia Torres Higuita

Aproximadamente hace 5 años, en la vereda hubo un proyecto en el que construyeron estufas eficientes. Sin embargo, aunque hubo entre 15 y 20 familias beneficiadas, el proyecto fracasó ya que las estufas tuvieron inconvenientes relacionados con la construcción, entre otras, porque no tenían espacio para que el humo saliera correctamente, el secado no fue el adecuado y, en general, la forma como se trabajó no fue la óptima. Esto ocasionó que las personas de la comunidad estuvieran desilusionadas y no creyeran en esta tecnología. Así, de las estufas construidas en la actualidad, sólo hay 4 que aún están, ya que la mayoría fueron desmontadas por las mismas familias.

Sin embargo, esta familia siempre creyó en las estufas eficientes, sobre todo al conocer otras experiencias en el departamento de Santander y Córdoba, siempre estuvo convencida de que las estufas eficientes realmente sí eran una excelente alternativa y que lo que pasaba con las de su vereda era que estaban mal construidas. Efectivamente, así fue.

Esta ha sido una experiencia muy enriquecedora para toda la familia, la comunidad y el grupo, además ha sido una oportunidad para todos de aportar en la minimización de los impactos. Esta experiencia para ellos, como afectados de Hidroituango, les ha permitido reflexionar para acercarse a tener una transición energética justa.

Características técnicas de la propuesta

La estufa eficiente “calor hogareño”, tiene capacidad para hornear, tener 4 ollas cocinando al mismo tiempo, caldero para el mantenimiento del agua hervida, tapas para evitar pérdidas de humo, asador de arepas, recolección de ceniza y muy bajo consumo de leña, mientras se mantiene la limpieza y la salud de las personas que realizan la labor de cocinar en el hogar.

Procesos productivos, comunitarios, ambientales, o actividades económicas que fueron impactadas de forma positiva con la implementación de la experiencia comunitaria de TEJ

En este momento están preparándose y aprendiendo de diferentes temas de alimentación saludable y seguridad alimentaria en su comunidad, pues tienen el proyecto de procesar alimentos, transformarlos y conservarlos como una forma de aprovechar lo que hay en cosecha, que en algunas épocas del año se pierde y en otras escasea. Para ellos es importante tener alimentos aun cuando no están en época de cosecha, por ejemplo, el frijol, el maíz, la guayaba y la naranja entre otras especies, se pierden en la finca. Además tienen como proyecto a corto plazo iniciar con sus propios mercados campesinos, para lo cual consideran necesario aprender de la transformación de los productos.

Personas beneficiarias de la experiencia

1 familia compuesta por 2 mujeres, 2 hombres

  1. Gestión social y comunitaria, ya que nace de un proceso organizativo y se ha ido avanzando en la reflexión sobre la Transición Energética Justa y un modelo popular en el que se han ido implementando experiencias de energía alternativa. En esta experiencia ha sido muy importante poder involucrar a otros en los procesos y volver a creer en las iniciativas, pues muchas personas en la vereda no tenían fe en esta tecnología y no se imaginaban que pudiera funcionar tan bien. Ahora tienen más personas que se han interesado en aprender y tener alternativas en sus hogares y comunidades.
  2. Aportar en la minimización de los efectos del cambio climático, generando energía limpia, evitando la tala de árboles y la contaminación ambiental.
  3. Conservación ambiental y de los recursos naturales de la región, utilizando solo las materias provenientes del huerto leñero, donde no se cortan los árboles de raíz sino que se va cortando poco a poco la madera necesaria para alimentar la estufa “Calor hogareño”.
  4. Replicar esta iniciativa en otros hogares y generar un diálogo sobre los usos de la energía, tanto en la vereda en como en otras regiones.
  5. Un logro de esta experiencia fue que se pudieron vincular las mujeres de manera activa. Tanto en la planeación como en la construcción y puesta en marcha de esta iniciativa, se han generado diálogos referentes al cambio de energía alternativa.
  1. El costo del material para la construcción, ya que no cuentan con las materias primas en la vereda y toca traer las cosas de Medellín. La distancia y las condiciones de la carretera incrementan esos costos.
  2. De acuerdo a su necesidad de asar las arepas y que no conocen otro asador de arepas en una estufa eficiente, la persona que instaló la estufa diseñó un espacio para esto. Lo cual fue una necesidad suplida.

Participación de mujeres en la experiencia comunitaria TEJ

Esta experiencia ha sido muy interesante para las mujeres de la comunidad, ya que han sido ellas quienes han liderado el proceso y se han involucrado en todos los temas de cambio climático y cambio de energía, hacia una energía justa. Aunque también participaron algunos hombres en el proceso, este fue liderado por las mujeres.

Ellas hicieron parte de todo el proceso de construcción y de aprendizaje, se sintieron muy orgullosas porque muchas personas de la comunidad querían conocer y ver cómo funcionaba la estufa. Incluso de otras partes donde también tenían estufas del anterior proyecto, les preguntaban cómo habían hecho para que ésta realmente fuera eficiente, se sintieron muy bien identificando las cosas por las cuales las anteriores no habían funcionado y corrigiendo el proceso.

Más información:

https://www.facebook.com/ComunidadesSETAA