Saltar al contenido

Deshidratador solar para procesamiento de plantas aromáticas y medicinales

Como una forma de generar ingresos económicos para las comunidades afectadas por el proyecto de Hidroituango se inició la producción de salsas picantes artesanales que llevaron por nombre “Chilitos del Mundo”. En su producción se secaban las especias en horno eléctrico, fue entonces que se decidió reemplazar esta tecnología por la de un secador solar artesanal que fue construído por la familia participante.

Posteriormente, la familia quiso integrar nuevos elementos a su propuesta, por lo que inició un reconocimiento de plantas que estuvieran desapareciendo para promover su siembra y evitar su extinción; a la par, empezó a indagar sobre su potencial medicinal. Este proceso terminó en un nuevo producto llamado “Aromáticas del río”, que consisten en 9 preparaciones de aromáticas deshidratadas que también pueden comercializarse y que tienen como valor agregado su proceso de secado a través de un deshidratador solar.

Características técnicas de la propuesta

El deshidratador consta de plásticos tipo invernadero, mallas para poner las plantas y madera para la estructura.

Su volumen total es de 0,2 metros cúbicos.

Videos originales de: Familia Girasol / Comunidades SETAA – Sembradoras de Territorios, Aguas y Autonomías.

Procesos productivos, comunitarios, ambientales, o actividades económicas que fueron impactadas de forma positiva con la implementación de la experiencia comunitaria de TEJ

La experiencia fomentó la siembra y la producción para el autoconsumo y posibilitó la comercialización de productos elaborados de forma limpia que, además, tienen componentes que fortalecen el sistema inmunológico, ya que contrarrestan y previenen afecciones de la gripe, gastritis, problemas de próstata, dolores menstruales, mejoran el funcionamiento del colon y dan energía vital. También posibilitó la comercialización de plantas a granel.

Personas beneficiarias de la experiencia

1 familia conformada por: 1 hombre y 1 mujer

  1. La tecnología generó valor agregado a los productos.
  2. Fue construída directamente por la familia que la implementó. 
  3. Se motivó a otras personas y organizaciones campesinas para que implementaran sistemas similares.
  4. Se promovió el uso de tecnologías de bajo costo.
  1. Se metieron las hormigas a comerse las hojas de saúco; es un problema que no se ha logrado superar.
  2. Inicialmente el deshidratador se instaló con una película plástica negra, pero, al contrario de lo que se creía, este tipo de plástico no mejora el funcionamiento, sino que retrasa el proceso de secado.

Participación de mujeres en la experiencia comunitaria TEJ

La iniciativa de recuperar plantas y comercializarlas fue idea de la mujer y fue esto lo que llevó colectivamente a la construcción del deshidratador, en la cual participaron tanto ella como su pareja, desde la compra de los materiales hasta la implementación.

Incidencia de la experiencia comunitaria de TEJ en política pública

La familia hace parte de un proceso ambiental y social en el que constantemente se están visualizando alternativas para mejorar las condiciones de vida de la comunidad. La experiencia que tuvieron como pareja motivó a que otras familias se interesaran en el uso de energías alternativas que posibilitan condiciones de permanencia en el territorio y que mejoran las economías locales.

Uno de estos casos fue el aprovechamiento de las semillas de ahuyama en el proceso de secado, para su posterior comercialización.

@delaguaydelatierra

@delagua&delatierra