Saltar al contenido

Autonomía energética para la gestión del riesgo

Área de Transición
Energética Justa

  • Aprovechamiento de la energía del agua

Nace en la pandemia, en el marco de las reflexiones de la necesidad de tener procesos autónomos de producción de alimentos y en el tema hídrico y energético.  Iniciaron con la campaña de recolección de baterías de computador en desuso, esto gracias al prototipo de Lógica Viva y para solucionar la forma de generar la energía, se plantearon tres opciones: por movimiento, con una bicicleta estática o una rueda para el uso de los niños, un mecanismo eólico y la posibilidad de la pelton usando la caída del rebose del tanque que va a la quebrada La Rafita.  

El reto fue colectivo, por ello se realizaron varias sesiones conjuntas de aprendizaje de electricidad y se diseñaron las partes del prototipo entre todos.

El sistema consiste en el aprovechamiento del rebose de una quebrada cercana. Con una estructura de tubería se dirige el agua a una turbina tipo rueda pelton que aprovecha la energía del agua para girar, mediante un sistema de poleas, un generador trifásico de 400W de potencia. La energía es dirigida mediante un circuito a tres módulos de banco de baterías que tienen la capacidad de entregar 12v a 150A.

Este sistema está diseñado para iluminar la sede de la Junta de Acción Comunal del Barrio El Pacífico, que consiste de 6 bombillas led y un tomacorriente, y tiene una autonomía aproximada de 3 a 4 horas.

Los módulos y equipos del sistema en su mayoría son de construcción propia (la rueda pelton, sistema de tuberías, bancos de baterías y estructura de cableado), las baterías se obtuvieron mediante campañas de recolección equipos de computo en desuso. En ese sentido, el proceso de mantenimiento del sistema en general es relativamente sencillo y de fácil ejecución.

Se ha impactado el proceso de la JAC y el del semillero de niños y niñas, así como a las personas participantes del proceso de actualización del Plan Barrial de Gestión del Riesgo del barrio. 

Personas beneficiarias de la experiencia
  • Niños y niñas 12
  • Adolescentes 5
  • Mujeres que hacen uso de la sede 10
  • Hombres 20

Por estar en la primera fase de iluminación de la sede comunal, aún no se ha calculado el impacto económico, pero el mayor impacto ha sido sostener la construcción, ensayo, ajustes y experimentación de manera colectiva y aún más, que se unan los niños y niñas del semillero del barrio.

  1. Sostener por más de dos años el proceso del prototipo.
  2. Aumento de conocimiento en electricidad por parte de quienes han participado.
  3. Los niños y niñas del semillero se han articulado al proceso y serán las y los encargados de la siguiente fase para tener otro generador que complemente la pelton.
  1. La pandemia.
  2. La avenida torrencial de septiembre del 2020 que fue en la mitad del proceso de formación colectiva y que una de sus consecuencias fue la pérdida de la casa de quien tendría la pelton.
  3. Toco parar todo para atender el impacto de la avenida torrencial.