Saltar al contenido

Energía fotovoltaica Somos Naturaleza

Área de Transición
Energética Justa

  • Autoabastecimiento energético
  • Eficiencia energética
  • Cambio de patrones de uso y consumo energético

La idea del proyecto nace a partir de los intercambios que están realizando con Alemania y diferentes organizaciones que fomentan y promueven el respeto al ambiente (Fundación Rosa Luxemburgo, Observatorio de Ecología Política de Venezuela, Emprendimiento Todasana Orgánica y otros), además de la discusión permanente sobre los temas ecológicos dentro de la organización, con data aproximada desde mediados del año 2019, como parte de su proceso de concientización educativo-comunitario.

Anteriormente en las conversaciones surgidas a través de lluvias de ideas para la construcción del Centro Integral Cooperativo de Salud (CICS), siempre tuvieron presente que cada vez debían ser más saludables con sí mismos y su entorno, incluyendo a la madre naturaleza y además de utilizar sus recursos, disfrutar de sus beneficios: como la luz solar, el aprovechamiento de las corrientes de aire y todos aquellos recursos que pueden ser utilizados de manera consciente y equilibrada.  A la vez reutilizar desechos como envoltorios y aguas residuales. 

De lo anterior y al debatir las posibilidades del uso de energías alternas se destacó el uso del sistema fotovoltaico por los siguientes aspectos:

  1. La posibilidad de acceder a los materiales para la implementación del sistema.
  2. La ubicación geográfica y topográfica de la ciudad de Barquisimeto. Donde se tiene como característica favorable una exposición continua y de larga presencia de la luz solar, entre diez y doce horas al día.

Entre los participantes para la implementación del sistema estuvieron:

  • Un equipo conformado por compañeros de Cecosesola.
  • La empresa privada Inversiones Wavesistem que vendió e instaló los equipos.
  • El Observatorio de Ecología Política de Venezuela, apoyando con talleres sobre energías renovables.
  • La fundación Rosa Luxemburgo con un apoyo económico del 30 % del proyecto.
  • 8 baterías de gel ciclo profundo 12v 150 amp
  • 1 inversor hibrido de 6 kvco salida de 110 voltios
  • 8 paneles solares monocristalinos de 300 watts y 36 voltios c/u
  • 200 mts de cable de corriente alterna
  • 50 mts de cable para panel solar pv1f4
  • 2 protectores de electricidad uno de 40 kay otro 60 ka
  • 2 breakers de 63 amp
  • Transfer manual doble 63 amp 2 p
  • Para una producción aproximada de 1 Kw/h.

En su proceso productivo el uso de energía eléctrica es indispensable. Antes de este sistema, solo trabajaban con la energía eléctrica de la empresa estatal nacional y con planta eléctrica. El sistema fotovoltaico se incorpora como una tercera opción que permite ampliar el margen de seguridad en la prestación de los servicios comunitarios de salud en el edificio, fortalecer los conocimientos de un equipo de trabajo que no había utilizado este tipo de tecnología anteriormente y visibilizar las posibilidades que representan otras propuestas de generación energética más saludables para la comunidad y para el planeta.

Personas beneficiarias de la experiencia


El número de personas es diverso, ya que en nuestro centro de salud es un espacio comunitario donde asisten diariamente un aproximado de 500 personas entre niñ@s, hombres y mujeres de diferentes edades.

Por ser una actividad dentro de una organización eminentemente comunitaria  los precios de comercialización son fundamentalmente solidarios lo cual implica que deben ser  auto-sustentables para que cubra, el costo operativo del proceso.

  1. La innovación tecnológica ecológica fotovoltaica que no había sido utilizada por nuestra red cooperativa.
  2. La integración con otras organizaciones que están en busca de nuevas alternativas, como la Red Nacional de Energías Comunitarias y Alternativas.
  3. Una respuesta a la crisis energética que atraviesa nuestro país en el área del suministro de energía eléctrica.
  1. Encontrar en el mercado este tipo de tecnologías alternativas. En Venezuela recién se comienzan a comercializar y, además de ser costosas, no se garantiza su servicio de instalación.  
  2. El alto costo de esta tecnología en Venezuela. Los costos totales de compra e instalación de nuestro sistema fotovoltaico fueron: 12.000 $, lo que representa un costo 400% más elevado que, por ejemplo, en Alemania, donde por el mismo equipamiento se cobra entre 2500€ y 3000€.
  3. Falta de conocimientos y experiencia en el manejo de este tipo de tecnologías.

Un grupo de mujeres han acompañado el proceso de logística, recepción e instalación del sistema fotovoltaico, lo cual ha sido satisfactorio porque en la mayoría de los proyectos tecnológicos suelen solo participar hombres.

Por otra parte, conectar este proyecto con el programa de parto respetado permite relacionar el nacimiento y el cuidado de un nuevo ser vivo con el cuidado de la vida del planeta tierra. El programa de parto respetado en el centro de salud está orientado a acompañar, educar y asistir a las mujeres gestantes en el proceso de preparación para el nacimiento a través de un parto natural, con mínima intervención médico-quirúrgica, fortaleciendo el vínculo entre bebé y familiares (mamá, papá, abuelos, hermanos, etc.).