Saltar al contenido

Red Comunitaria de Agua de Nal Alto

Área de Transición
Energética Justa

  • Relaciones que integran diversos usos de la energía
  • Acceso a la energía para comunidades locales

Los dirigentes de Nal conocieron el proyecto de la red de su vecina Catruman hace bastante tiempo, observando que algún día se pudiese replicar en sus casas, pues el diagnóstico, el problema y el territorio es el mismo.

Ellos recibían agua por camiones aljibe, pero sabían que existía una solución más eficaz. Fue así como Jorge Vargas, presidente de la JJVV de Nal se comunicó con Pía Barría, presidenta de la JJVV de Catruman y beneficiaria de la red, quien le explicó la red y le dio el contacto. Así, se reunieron con ellos, se visitó la vertiente, se  identificó a las  familias beneficiarias y su ubicación geográfica, calculando a priori sus necesidades de agua, tanto productiva como de consumo humano. Se conversó con sus actores principales generando una postulación de forma colaborativa, relevando el saber local y entendiendo la urgencia que tenían de satisfacer su necesidad de acceso continuo y seguro al agua, derecho humano al que  no tenían acceso de forma plena.

Se realizaron reuniones y visitas a terreno, se identificó a las familias, sus casas y orientación de la red. Producto de la pandemia estas reuniones se realizaron solo con los dirigentes de la junta de vecinos y el dueño del predio donde se encuentra la vertiente, allí trabajaron en Google Earth para identificar todas las casas y las familias que las habitan. 

Recorrimos en terreno la ubicación de la vertiente y la propuesta de los beneficiarios para la instalación de la red visualizando que como la vertiente se encontraba en la quebrada, subir el agua a dos estanques que están sobre la cota de las viviendas permitiría que esta baje por gravedad, lo que abarata costos de mantención. Estas decisiones fueron tomadas en conjunto con los vecinos en asambleas donde se discutió la instalación y operación de la red de manera participativa y considerando su conocimiento del territorio. 

El cierre perimetral de la cuenca significa que un 2,7% de la cuenca total ha sido restaurada, lo que mejora la cantidad y calidad del agua de la vertiente abastecedora.

Se identificó una fuente de agua, se diseñó una red que llevará el agua a dos estanques en altura de 10.000 litros cada uno, ésta impulsión  se realizó con una bomba conectada a la energía eléctrica y la distribución a los 34 vecinos incluido la posta y la escuela, se hizo por gravedad, es decir bajan los 20.000lts. de agua en dos ramales que en total son 3 km. aprox. que se distribuye por gravedad  Los trabajos de habilitación e instalación de la red se realizaron en siete mingas comunitarias.

La habilitación del sector se realizó con los vecinos a pala y gualato, removiendo quila y vegetación para dejar habilitada la bocatoma de agua de la vertiente, la que tiene primero una bocatoma de hormigón, para que haga el primer filtrado del agua antes de pasar al estanque de 3500 lts. que contiene la bomba sumergible que impulsa el agua a los estanques a 600 metros de altura. 

La tubería instalada para la red se compró a una empresa procesadora de plásticos (Procesadora de Plásticos Puelche) que trabaja con reciclaje de plásticos como materia prima.

El mantenimiento de la red queda en manos del comité que se constituyó para estos efectos y que comenzó a trabajar en el proceso de instalación de la red. Ellos tienen el conocimientos entregado para el mantenimiento de los equipos instalados, bomba de agua, sumergible, panel de control, dos estanques, 3km aprox. de tubería,  mantenimiento y limpieza periódica de la bocatoma.

Uno de los aspectos a destacar es que la Red Comunitaria de Agua (RCA) tiene principalmente un enfoque en lo rural en cuanto a la demanda de agua, esto significa que no solo se considera el consumo humano al agua, sino que se considera también las actividades productivas de la localidad que en su gran mayoría es agricultura (huertas, invernaderos) y ganadería menor, actividades que ahora pueden tener un desarrollo permanente durante el año porque disponen del agua necesaria para ello.

En lo comunitario cabe destacar que la Posta y el colegio cuentan con agua permanente, lo que mejora su atención a la comunidad, así como a las niñas y niños. 

Respecto a lo ambiental, el cercado que se realizó de la cuenca evita que las ovejas o el ganado lleguen al sector, favoreciendo el cuidado de los ecosistemas que abastecen de agua a la población.

Personas beneficiarias de la experiencia
  • 34 familias, más un colegio y a la posta rural del sector.
  • Número de mujeres: 739
  • Número de hombres: 695
  • Número de niños y niñas (entre 0 y 12 años): 14
  • Número de adolescentes y jóvenes (entre 12 y 18 años): 52
  • Este proyecto logró que más de 1500 personas tengan acceso a agua potable en una zona rural, gracias a que se incluyó, no solo a las viviendas de la comunidad, sino también a la escuela y a la posta rural de la zona.
  • El proyecto genera un ahorro anual de cerca de 18 millones para el municipio.
  • Este proyecto se logró concretar con la participación activa de la comunidad para el cuidado, mantenimiento y gestión del ecosistema .
  • Mediante la implementación de soluciones innovadoras y la participación activa de sus miembros, esta red ha logrado mejorar la calidad y disponibilidad de agua, asegurando así el bienestar de sus habitantes. Su enfoque centrado en la comunidad ha sido fundamental para enfrentar la escasez hídrica de manera efectiva y sostenible. 
  • Es importante señalar que esta red  permitirá que las familias puedan mantener sus huertas e invernaderos para su consumo familiar y también significa un aporte económico al presupuesto familiar.
  1. El proyecto de la RCA se basa en un modelo de gestión integral de agua que depende de: una fuente superficial, que el dueño desee compartir con la comunidad, del trabajo comunitario en el diseño y la construcción de los sistemas de distribución por parte de quienes harán uso del agua, convirtiéndose también en los responsables del mantenimiento y preservación de la red, y del cuidado de la vertiente que entrega el agua, preservando la vegetación nativa en la cuenca para así asegurar su cantidad y calidad del agua, una vez terminado el proyecto es la propia comunidad quien velará por el correcto funcionamiento.
  2. De esta manera el proyecto además promueve la autonomía y la gobernanza a través del fortalecimiento del tejido social y organizacional mediante el trabajo colaborativo. El trabajo comunitario se realizó en mingas en donde participaron mujeres, hombres y jóvenes.
  1. El proyecto se gestó el año 2021 y se ejecutó el 2022, terminando en mayo del 2023, lo que significó un alza importante de los materiales cotizados para la red, lo que obligó a realizar ajustes para la instalación y buscar las alternativas más económicas del mercado para enfrentar la situación.
  2. El clima en los meses de invierno no les permitió trabajar en terreno (lluvias torrenciales y ráfagas de vientos). 
  3. El ingeniero a cargo de acompañar la instalación vive en otra región y su desplazamiento requería una noche de viaje, eso supeditaba el avance del acompañamiento que podía realizar, hasta que los vecinos se hicieron cargo y tomaron en sus manos la instalación bajo el codiseño realizado, con la supervisión del ingeniero.
  4. Los vecinos y vecinas también tuvieron situaciones de conflicto, durante la instalación, distribución de trabajos, líderes de equipo, entre otras, por ello se creó el comité para que tuvieran claras las líneas de trabajo y las personas a cargo. Comentaban que era la primera vez que la comunidad se reunía para realizar una labor en conjunto.

La instalación de la Red comunitaria de agua fue realizada íntegramente por la comunidad en mingas de trabajo en las que participaron hombres, mujeres y jóvenes en las distintas faenas que se desarrollaron, pintando los polines del cerco, instalando el cerco, gualateando el terreno donde había que instalar tubería, limpiando el terreno y acarreando la vegetación removida. De igual manera, trasladaron materiales a la vertiente para la instalación de la bocatoma, abrieron zanjas para enterrar la red eléctrica del panel de control, llevando alimentación al término de las mingas.

También, participaron de las asambleas y en el co-diseño de la red, siendo parte relevante en la toma de decisiones por donde pasaría la red y cuáles eran las mejores alternativas para su instalación y por supuesto en la inauguración donde los alimentos fueron cocinados por la comunidad  con la participación de mujeres y hombres.

Correo electrónico: necesitamoslatierra@gmail.com