Saltar al contenido

Todasana Orgánica, semillero de bien-estar

Área de Transición
Energética Justa

  • Autoabastecimiento energético
  • Cambio de patrones de uso y consumo energético
  • Acceso a la energía para comunidades locales

El proyecto Todasana Orgánica se ubica en el pequeño pueblo costero Todasana, en el estado La Guaira, al norte de Venezuela cuya historia marcada por la esclavitud colonial, le constituyen hoy en día como una comunidad afrodescendiente.

Todasana, también es una comunidad rural cuyo contexto geográfico es el de una selva húmeda tropical, que ofrece una gran diversidad de flora y fauna, así como un clima cálido y húmedo. El pueblo está rodeado por el mar Caribe al norte y por el parque nacional Waraira Repano al sur. Sin embargo, a pesar de las maravillosas condiciones ambientales y culturales en la comunidad, también existen una serie de limitaciones y desafíos para el acceso a los servicios básicos, como el agua potable, la electricidad y el saneamiento.

Ante esta situación, el proyecto Todasana Orgánica nace como una iniciativa personal de cambiar el insostenible estilo de vida de la ciudad (en Caracas), por una forma de vida que está en relación directa con la naturaleza y sus posibilidades de sustentabilidad y felicidad. Al intentar sostener este cambio de vida se gesta el  proyecto como una plataforma eco turístico que genera experiencias de bienestar a través del alto contacto respetuoso y responsable con la naturaleza. Para ello, opera tres ámbitos: el eco hostal Semilla, la tienda holística y la botica orgánica.

Todasana Orgánica autogenera su propia energía a través de sistemas fotovoltaicos, utiliza tecnologías que no contaminan aguas para el saneamiento como el baño seco ecológico, la letrina turca como urinario y un sistema de tratamiento de aguas jabonosas por filtración, entre otros métodos que les permiten aproximarse a un estilo de vida sostenible cambiando de patrones de uso y consumo.

Sistemas solares 

El proyecto Todasana Orgánica cuenta con dos sistemas fotovoltaicos que le permiten generar su propia energía eléctrica, sin depender de fuentes externas centralizadas. Estos sistemas son los siguientes:

Un sistema de 1200 Watts, que se compone de dos paneles solares de mono cristalinos de 100 watts cada uno, una batería de ciclo profundo sellada de 12 Voltios y 100Ah, un controlador de carga de 12/24 voltios y 40 Ah. En el Eco Hostal Semilla hay varias luminarias de 5 y 12 voltios. Cada habitación cuenta con un bombillo de 12 Watts y un toma corriente USB de 5V a 1.5Ah. Tenemos luminarias de áreas comunes cadenas de luces vintage de 1 Watts por bombillo y cintas de luces led USB. 

Además de este sistema principal, contamos con un sistema integrado de 30 Watts, que tiene un panel solar, una batería interna y conexiones para 4 bombillos de 3 vatios cuya conexión es de USB. Este sistema se usa como apoyo o respaldo en caso de emergencia o falla del sistema principal, o para iluminar espacios más pequeños o aislados.

Los materiales utilizados para la instalación y el funcionamiento de estos sistemas son principalmente cables de cobre, conectores, cinta adhesiva, clavos y tornillos, los cuales son adquiridos en centros urbanos cercanos. Como materia orgánica se emplea caña amarga (material noble) para hacer la cobertura de los cableados. 

El mantenimiento que se requiere para estos sistemas es mínimo y consiste en una cuidadosa limpieza a mano de los paneles solares cada cierto tiempo, para evitar que el polvo o la suciedad afecten su rendimiento. La batería del sistema principal también requiere un mantenimiento periódico con agua desmineralizada para baterías y radiadores, sin embargo a pesar de hacer este mantenimiento al año de funcionamiento su rendimiento está decayendo. Por ello, se está considerando la posibilidad de reemplazar la batería.

Bicimáquinas: 

Esta tecnología funciona con una bicicleta suspendida sobre soportes metálicos a la cual se le instaló un pequeño dinamo  con conexión USB para 5 Voltios 1 Ah  con batería interna de 1000 mAh. Requiere mínimos mantenimientos. 

Baños secos: 

El baño seco amerita regularmente acopiar y cernir tierra para su funcionamiento. El rendimiento que hemos calculado es de 40 Kg de tierra cernida para mantener operaciones para 10 personas por dos noches. El material del baño se convierte en tierra abonada.

Cultivo, Todasana Orgánica, foto: Liss Lares
Foto: Liss Lares

Proceso productivo: El cultivo y la elaboración de productos orgánicos
Uno de los procesos productivos que se ha visto impactado de forma positiva con la implementación de la experiencia de Todasana Orgánica es el cultivo y la elaboración de productos orgánicos en base al aprovechamiento de los recursos naturales que ofrece el entorno, sin utilizar agroquímicos ni otros insumos que puedan afectar la salud de las personas o el medio ambiente. Esto genera ingresos para aquellos que prestan fuerza de trabajo a este proyecto y fomenta una economía solidaria y sustentable.

Procesos comunitarios: 
Las tecnologías ecológicas que han implementado han despertado el interés de personas de la comunidad sobre soluciones sostenibles. Pero además de esto, Todasana orgánica realiza programaciones permanentes de formación y reivindicación de la comunidad fortaleciendo su identidad cultural y su sentido de pertenencia al territorio. Al reconocer el valor de sus raíces afrodescendientes y su historia de resistencia, las familias del sector han podido reafirmar su dignidad y su derecho a vivir en armonía con la naturaleza.

Proceso ambiental:
El uso de energías alternativas y del manejo ecológico de los residuos contribuyen a la conservación de ecosistemas naturales y al mantenimiento y mejora de las funciones que estos brindan a las personas y a otras especies (servicios como el agua potable, alimentos, medicinas, materiales, oxígeno, regulación del clima, polinización, control de plagas, recreación).

Actividad económica: 
La oferta turística se basa en el alto contacto respetuoso y responsable con la naturaleza que se diferencia de otras ofertas turísticas convencionales, que se basan en el consumo masivo, el derroche de recursos y la explotación de las personas y del medio ambiente. Esta oferta busca generar experiencias de bienestar y conciencia ecológica a los visitantes para que puedan apreciar y aprender de la naturaleza y de las culturas locales. De esta forma se fomenta la generación de ingresos y empleo local generando una economía alternativa y diversificada, que respeta los principios de la sustentabilidad y la equidad.

Personas beneficiarias de la experiencia
  • Familias: cinco (5) familias de forma directa.
  • Número de mujeres: 300
  • Número de hombres: 210
  • Número de niños y niñas (entre 0 y 12 años): 60
  • Número de adolescentes y jóvenes (entre 12 y 18 años): 30
Mercado, Todasana Orgánica, foto: Liss Lares
Foto: Liss Lares

Al usar el baño seco ecológico y el tratamiento de aguas grises o jabonosas, ahorramos una gran cantidad de agua potable. Según nuestros cálculos, ahorramos más de 100.000 litros de agua al año con hospedaje los fines de semana. Esto representa un ahorro económico significativo, además de evitar la contaminación del suelo y del agua por las excretas.

La experiencia con las energías alternativas ha hecho posible cambiar de estilo de vida y ofrecer una oferta ecoturística que les permite generar ingresos y empleos. Al emplear sistemas fotovoltaicos, no dependen de plantas eléctricas que son costosas y contaminantes y solucionan las necesidades energéticas que genera no estar conectados a la red eléctrica nacional. 

  1. Contacto experiencial con un estilo de vida sostenible en todos los intercambios que han podido disfrutar de la oferta ecoturística del proyecto. Esta oferta genera experiencias de bienestar y conciencia ecológica a las y los visitantes, que aprecian y aprenden de la naturaleza y las culturas locales. También se comparten conocimientos y prácticas sobre las soluciones energéticas implementadas por el proyecto.
  2. Divulgación de experiencias con un estilo de vida autosustentable por redes sociales y medios digitales. Esta divulgación amplía y multiplica el alcance y el impacto de la experiencia comunitaria, que llega a más personas y lugares a través de las plataformas virtuales. También se crean redes de apoyo, colaboración e intercambio entre personas y organizaciones que buscan alternativas para vivir en armonía con la naturaleza.
  3. Fortalecimiento comunitario reafirmando la dignidad de la comunidad afrodescendiente y su derecho a vivir en armonía con la naturaleza. Este fortalecimiento reconoce y valora la identidad cultural y el sentido de pertenencia al territorio de las familias del sector, que tienen una historia de resistencia. También implica una participación activa y organizada de la comunidad en el desarrollo e implementación de las soluciones energéticas, así como en la oferta turística.
  1. El alto costo de los componentes de la energía fotovoltaica. Este problema les ha impedido reemplazar o ampliar los sistemas fotovoltaicos que usan para generar su propia energía eléctrica. Esto ha puesto en riesgo la continuidad del proyecto, la habitabilidad del eco hostal y la posibilidad de participar en espacios digitales (formaciones, teletrabajos, difusión en redes sociales). Además, les ha limitado para solventar el principal nudo crítico del proyecto eco turístico: la refrigeración, que es una necesidad básica en un clima cálido y húmedo como el de la zona.
  2. La deficiencia de transporte público. Este problema ha afectado el tránsito de visitantes a su espacio, ya que al menos la mitad de sus usuarios no poseen vehículo propio y dependen del transporte público para viajar. Cuando este servicio falla, lo que es frecuente en la zona, se dificulta el acceso al pueblo y al eco hostal, lo que reduce su demanda turística y sus ingresos.
  3. El cambio climático. Este problema ha alterado los patrones climáticos de la zona, provocando sequías o lluvias inesperadas y extendidas que han afectado el afluente turístico al territorio. Estas condiciones climáticas extremas también han afectado la biodiversidad, los recursos hídricos y la producción agrícola de la zona, lo que repercute en su calidad de vida y en la demanda turística.

Todasana Orgánica está liderada por mujeres que han hecho la conceptualización, implementación, custodia y difusión de las soluciones energéticas y cambios de estilo de vida de este proyecto. Son mujeres las que se encargan de ofrecer los servicios de alojamiento, alimentación, atención y orientación a los visitantes que llegan al eco hostal Semilla. También participan en las labores de cultivo y elaboración de productos orgánicos que se ofrecen en la tienda holística y la botica orgánica, como alimentos, cosméticos y remedios naturales. Estos productos reflejan el conocimiento ancestral y la sabiduría femenina que se ha transmitido de generación en generación.

Además, la mayor parte de visitantes del proyecto son mujeres, quienes con su participación apoyan el desarrollo de esta propuesta ecológica y al mismo tiempo se suman como difusoras al compartir sus experiencias y saberes con otras personas y organizaciones interesadas en replicar o adaptar estas soluciones.

Las mujeres también han sido las impulsoras y gestoras de los otros ámbitos que conforman la plataforma eco turística como las actividades comunitarias, los voluntariados y programas de intercambio.

La participación o involucramiento de las mujeres en la experiencia comunitaria de Todasana Orgánica ha contribuido a visibilizar y valorar el rol de las mujeres en el desarrollo sustentable y equitativo del territorio. También ha contribuido a fortalecer la autonomía, la autoestima y el liderazgo de las mujeres, que han podido generar ingresos, empleo y reconocimiento con su trabajo